Bienvenidos a la sección del CINE iraní.




Sepa más a cerca del Cine iraní







Cine de Irán:

El cine iraní o cine persa es la actividad cinematográfica producida en Irán. La industria cinematográfica en Irán se inició desde la década de 1900, cuando el sah de Irán, Mozaffareddín Shah Qayar, en un viaje por Europa, conoció el cinematógrafo en la Exposición Universal de París y encargó a su fotógrafo, Mirza Ebrahim Jan Akkás Bashí, que adquiriese la maquinaria necesaria para llevar el cine hasta Irán.


Una producción específica de Irán se desarrolla a lo largo del siglo XX. El surgimiento del cine motafavet o cine diferente en las décadas de 1960 y 1970 marca un giro en la industria filmográfica de Irán, tanto como la Revolución iraní de 1979. La nueva censura que pesó sobre los directores de cine con la llegada del régimen islámico revolucionario van a influir al cine iraní a todo lo largo de la década de 1980. A partir de los años 1990, el cine iraní adquirirá un creciente reconocimiento en el ámbito internacional: las películas de Irán han obtenido frecuentemente reconocimientos en los festivales internacionales y los festivales dedicados al cine iraní se celebran regularmente en el mundo.


Los inicios del cine iraní:




Antes de la llegada del cine, las diversiones en Irán eran un lujo reservado al sector acomodado de la población. El 8 de junio de 1900, con ocasión de un viaje a Europa, el sah de Irán Mozaffar al-Din Sah Kayar asiste a una proyección de un cinematógrafo en Contrexéville, una comuna de Francia. El soberano ordenó a su fotógrafo, Mirza Ebrahim Khan Akkas Bashi, que comprara una cámara Gaumont. La película filmada en Ostende, con motivo de un festival floral, es sin duda la primera película filmada por un realizador iraní.


Las primeras películas realizadas en Irán fueron encargadas por el soberano, tales como las películas sobre los animales del zoológico, las procesiones de Moharram, las fiestas de la corte filmadas y proyectadas por Akkās Bāshi. La primera sala de proyección cinematográfica fue inaugurada en noviembre de 1904 por Mirza Ebrāhim Sahhāf-Bāshi. Este, quien había viajado al extranjero, proyectó cortas comedias y montajes de imágenes de actualidad —obtenidos principalmente en Odesa y en Rostov del Don— durante un mes.


Mehdi Rusi Khān, de origen inglés y ruso, era un antiguo fotógrafo de la corte de Mohammad Alí Shah Qayar. Él compró un proyector y quince películas a Pathé, una sociedad fundada en Vincennes, para organizar proyecciones en el harén real alrededor de 1907. Luego, abrió una sala con una capacidad para alrededor de 200 espectadores en el centro de Teherán.


El cine en Irán estaba, en principio, reservado a los hombres. En 1928, se abren salas reservadas para mujeres, pero no son rentables comercialmente y cierran rápidamente. El mismo año ven la luz las salas mixtas: hombres y mujeres entran en la sala por puertas separadas y se sientan a cada lado del recinto. Los empleados y la policía son encargados de velar por la presencia de « mujeres no castas y de hombres jóvenes corrompidos ». Las primeras películas iraníes son las películas de Khan Baba Mo'tazedi, quien había trabajado como camarógrafo para Gaumont en Francia. Él filmó las escenas a la Majles-e Mo'assessān (« Asamblea constitucional ») en 1925 y la coronación de Reza Shah en 1926.


En sus películas mudas, Mo'tazedi introdujo el uso de títulos en persa. En esta época, las películas mudas iban acompañadas por "comentarios hablados" pronunciados en voz alta en la sala por un hombre o una mujer. Avanes Ohaniān llega a Irán en 1930 después de su aprendizaje en la industria del cine en Rusia. Funda una escuela de actores de películas (Parvareshgāh-e artist-e sinemā) dirigida a hombres y mujeres jóvenes.


En 1931, dirige a sus estudiantes en lo que será el primer largometraje de ficción del cine iraní: Ābi o rābi, una comedia, remake de una serie danesa con los actores Harald Madsen y Carl Schenström. Esta película, filmada con movimiento y efectos especiales, fue un éxito. La segunda película de Ohaniān, Haji Aqā, Aktor-e sinemā, rodada en 1934, es particularmente conocida por sus escenas del interior de Teherán en esa época.



Reconocimiento internacional:




La revista de cine Film publica desde abril de 1993 un número trimestral en inglés, Film international, que contribuye a difundir el cine iraní en el mundo. La consagración internacional tuvo lugar en 1997, cuando El sabor de las cerezas (Tam-e Gilas), de Abbas Kiarostami obtuvo la Palma de Oro del festival de cine de Cannes. Algunos jóvenes cineastas aprovechan esta oleada y sus trabajos son reconocidos a nivel internacional, como lo testifica Bahman Ghobadi que obtuvo la Cámara de oro en 2000 por su primer largometraje, Un tiempo para la ebriedad de los caballos (Zamāni barāye masti-e asbhā) o Samira Makhmalbaf, la hija de Mohsen Makhmalbaf, que dirigió La manzana (Sib) en 1998, a la edad de 18 años.


En ausencia de una prensa libre, el cine terminó por ser el vector de la crítica social en Irán. La recepción más bien favorable que concedió la crítica al cine iraní le permitió ser reconocido más allá de sus fronteras. Con ocasión de la elección presidencial de 1997, los cineastas expresaron por primera vez en público sus opiniones políticas. En su mayoría, se pusieron de lado del candidato reformador, ex ministro de cultura, el hojatoleslam Muhammad Jatami, que estuvo a favor de las políticas culturales más tolerantes. Este nuevo período de la república islámica vio la llegada de películas que trataban de mujeres y del amor, como Banoo-Ye Ordibehesht (« La dama de mayo »), de Rakhshan Bani-Ehtemad o Do zan («Dos mujeres») de Tahminé Milaní en 1999.


Las películas iraníes han sido regularmente nominadas o han ganado premios prestigiosos, tales como el León de Oro de la Festival Internacional de Cine de Venecia, la Palma de Oro del Festival Internacional de Cine de Cannes o el Oso de oro de la Berlinale. En 2006, seis películas iraníes, de estilos muy diferentes, representaron al cine iraní en el Festival Internacional de Cine de Berlín, lo que fue considerado por los críticos como un acontecimiento notable para el cine iraní.
































Los cineastas famosos iraníes:




  • Abbas Kiarostami
  • Naser Safarian
  • Majid Majidi
  • Mahmud Reza Sani
  • Puran Derakhshandeh
  • Mani Haghighi
  • Rakhshaneh Banietemad
  • Mohammad Rasulof
  • Tahmineh Milani
  • Habib Bavisajeh
  • Farhad Mehranpar
  • Firuzeh Khosravani
  • Abbas Kiarostami
  • Mohsen Makhmalbaf
  • Ebrahim Hatamikia
  • Asghar Farhadi












  • Mohsen Makhmalbaf:



    Mohsen Makhmalbaf (Teherán, Irán, 29 de mayo de 1957) es un realizador de cine, escritor, guionista, productor de cine y activista a favor de los derechos humanos iraní. Es presidente de la Asian Film Academy desde 2009 y fundó en 1996 la escuela de cine alternativa "Makhmalbaf Film House" en Teherán, hoy reconvertida en productora y marca de las producciones de la familia Makhmalbaf.


    Mohsen pertenece al movimiento denominado la Nueva Ola del cine iraní, un movimiento que arranca a finales de la década de 1980 e incluye a directores y directoras iraníes como Abbas Kiarostami, Jafar Panahi, Ali Reza Raisian, Majid Majidi, Tahmineh Milani, Bahman Ghobadi y la misma familia Makhmalbaf (Marzieh Meshkini, su mujer, y sus hijas Samira y Hana). Su filmografía ha estado presente en la mayoría de los grandes festivales internacionales de cine de la primera década del siglo XXI.


    Juventud:

    Mohsen Makhmalbaf nació en uno de los barrios más pobres y más religiosos de Teherán y sus padres se separaron a los 6 días de la boda. Sus padres se disputaron su custodia y su padre lo raptó, confiándole a su tía durante un año y medio. Ésta le proporcionaba numerosos libros de ficción, literatura y escritos religiosos que despertaron desde muy joven su gusto por la escritura. Criado luego por su madre, la mala situación económica de la familia hizo que tuvo que trabajar desde los 12 años. A los 17 años había tenido más de 13 empleos.


    A los 15 años, empezó a luchar contra la dictadura del Sha de Persia en un grupo revolucionario clandestino, y a los 17 ingresó en la cárcel tras herir gravemente a un policía en un intento de desarmarle, y ser a su vez herido de bala durante el arresto. Recobró la libertad en 1979, con la revolución iraní. Había perdido el uso de ambas piernas por las torturas sufridas en prisión, pero volvió a caminar tras numerosas intervenciones cirúrgicas. Dejó la lucha armada por la no-violencia y el activismo artístico y literario, convencido de que los problemas de la sociedad iraní no se podían resolver mediante cambios políticos sino mediante un cambio en las mentalidades.


    A principios de los años 1980 escribía novelas, cuentos, obras de teatro y guiones de cine, y fundó el Propaganda centre for the spread of Islamic thinking and art (Centro de propaganda para la difusión del arte y del pensamiento islámico).2 Sin haber pasado por ninguna escuela de cine, decidió dedicarse a acercar la cultura al pueblo mediante el cine, alejándose de los tópicos divulgados por las producciones cinematográficas de Hollywood y de Bollywood. Escribió guiones y se encargó del montaje de numerosas películas de otros realizadores iraníes. A pesar de la censura, sus primeras películas le ganaron rápidamente la adhesión del público iraní y de los jóvenes cineastas que en los años 1980 iban a configurar el nuevo cine iraní. En 1989, el premio del Festival de Rimini otorgado a su película El ciclista le lanzó en la escena internacional.



    Abbas Kiarostami:

    Abbás Kiarostamí fue un director de cine, guionista, productor y fotógrafo iraní, considerado uno de los más influyentes y controvertidos del Irán postrevolucionario y uno de los más consagrados directores de la comunidad cinematográfica internacional.


    Cineasta activo a partir de 1970, Kiarostami había participado en más de cuarenta películas, entre cortos y documentales. Alcanzó gran éxito de crítica para dirigir la trilogía de Koker (1987-1994), Primer plano (1990), El sabor de las cerezas (1997) - que fue galardonado con la Palma de Oro en el Festival de Cannes de ese año - y El viento nos llevará (1999). En sus últimos trabajos, Copia Certificada (2010) y Como alguien en el amor (2012), filmó por primera vez fuera de Irán: en Italia y Japón, respectivamente.


    Kiarostami había trabajado extensamente como guionista, montador, director artístico y productor y había diseñado títulos de crédito y material publicitario. También fue un poeta, fotógrafo, pintor, ilustrador y diseñador gráfico.


    Fue parte de una generación de cineastas de la nueva ola iraní, un movimiento de cine persa, que comenzó a finales de 1960 e incluye directores pioneros como Masoud Kimiai, Sohrab Shahid Saless, Dariush Mehrjui, Bahram Beyzai, Nasser Taghvai y Parviz Kimiavi. Estos cineastas comparten muchas técnicas comunes, incluyendo el uso del diálogo poético y la narración alegórica para hacer frente a cuestiones políticas y filosóficas.


    Kiarostami tenía una reputación para el uso de niños protagonistas, para las películas narrativas de tipo documental, para las historias que tienen lugar en los pueblos rurales, y para las conversaciones que se desarrollan dentro de los coches y el uso de cámaras montadas fijas.


    También es conocido por su uso de la poesía persa en el diálogo, títulos y temas de sus películas. Las películas de Kiarostami contienen un notable grado de ambigüedad, una mezcla inusual de la simplicidad y la complejidad, y con frecuencia una mezcla de elementos de ficción y documentales. Los conceptos de cambio y continuidad, además de los temas de la vida y la muerte, juegan un papel importante en la obra de Kiarostami.















    Majid Majidi:

    Majid Majidi es un director, productor y guionista de cine iraní. Sus primeros pasos fueron en el teatro, actuando en su adolescencia en varias obras. Después de una corta temporada en televisión saltó al cine como actor y pronto empezó a compaginar estos trabajos con la dirección de películas. Después de dirigir cuatro cortos, dirige el largometraje “Baduk” (1991).


    Refleja la vida de los Baduk, niños que llevan mercancías ilegales a través de la frontera pakistaní. El reflejo del trato inflexible que reciben los niños impide una proyección a gran escala dentro de su país, pero la película internacionalmente aparece una vez en el Festival de Cannes de 1992.


    Cuatro años después hace su segunda película, “El padre” (1995), que gana el primer premio en el XIVº certamen del Festival de cine de Fajr (festival iraní), y premios adicionales en San Sebastián, São Paulo y Turín.


    En 1997 consigue de nuevo el primer premio del Festival de Fajr por “Niños del cielo”, que gana también el Gran Premio de las Américas del Festival de Montreal. En 1999, se convierte en la primera película iraní nominada a los Oscar en la categoría de Mejor Película en Lengua Extranjera.


    “El Color del Paraíso” (1999) gana también ambos festivales, Fajr y Montreal, y triunfa en las taquillas internacionales. “Baran” (2001), ganó el Gran Premio de las Ámericas del Festival de Montreal y fue aclamada por los críticos de Estados Unidos. En 2005 se estrenó Las cenizas de la Luz (Bid-e Maŷnun, “El sauce llorón”), su sexto largometraje. En 2008 Mayidí estrenó El canto de los gorriones (Âvâz-e gonŷeškhâ) en el Festival Internacional de Visakhapatnam.






    Ebrahim Hatamikia:




    Ebrahim Hatamikia (nacido el 23 de septiembre de 1961) es un iraní, guionista y director de cine . Ebrahim Hatamikia, que es reconocida internacionalmente por su papel en el cine de Irán en la década de 1990, nació en 1961 en Teherán a azerbaiyanos iraníes padres.


    Dejó la Universidad de Arte donde estudió escritura de guiones. Comenzó su carrera como director con la película La identidad en 1986 y algunos cortometrajes y documentales sobre la guerra Irán-Irak . Sus películas son consideradas como las mejores que enfrentan la guerra y las cuestiones que la rodean.


    Sus obras han recibido a menudo admiración en festivales de cine nacionales. La Agencia de cristal y en el nombre del Padre le han ganado el mejor guión y premios que dirigen en la decimosexta y vigésimo cuarto Festival Internacional de Cine de Fajr , respectivamente.


    Sus trabajos recientes también han estado en las pantallas internacionales: La Agencia de cristal en Berlín y La Cinta Roja en San Sebastián.













    Asghar Farhadi:

    Asghar Farhadi es un director de cine y guionista iraní. Ha recibido diversos reconocimientos, entre ellos un Globo de Oro y un Premio Óscar por su película A Separation; además, en 2012 fue incluido dentro del listado de las 100 personas más influyentes del mundo de acuerdo a la revista Time.


    Asghar Farhadí es graduado en Teatro, con un BA en Artes Dramáticas y un Máster en Dirección en la Universidad de Teherán y la Universidad Tarbiat Modarrés.


    Farhadí hizo cortos de 8 y 16 milímetros en la filial de la Sociedad Iraní de Jóvenes Cineastas en Isfahán, antes de realizar obras y guiones para IRIB (la radiotelevisión estatal iraní). También dirigió series de televisión como Dastan-e yek shahr («Historia de una ciudad») y co-escribió el guion de Ertefa-e past («Vil altitud», dirigida por Ebrahim Hatamikia).


    Raghs dar ghobar («Baile en el polvo») fue su debut como cineasta, al que le siguió el aclamado Shahr-e ziba («Ciudad hermosa»). Su tercer film, Chaharshanbe Suri, ganó el premio Hugo de Oro en el Festival Internacional de Cine de Chicago del 2006.


    Su cuarta película, A propósito de Elly ganó el Oso de Plata al mejor director en el quincuagésimo noveno Festival Internacional de Cine de Berlín, además del premio a la Mejor Fotografía en el Festival de Cine de Tribeca.




    Masoud Kimiai:




    Masoud Kimiai o Masoud Kimiaei es un iraní, director , guionista y productor . Kimiai comenzó su carrera como ayudante de dirección y debutó, Ven Extraño, en 1968. Con su segunda película, Qeysar (1969), él y Dariush Mehrjui con la película La Vaca , provocó un cambio histórico en la industria del cine iraní. Pero la película de Dariush Mehrjui con valores más artísticos ha mantenido su nivel de grandeza a través de la historia del cine iraní. Qeysar se convirtió en un gran éxito en la taquilla y abrió el camino para jóvenes y talentosos cineastas que nunca tuvieron una oportunidad en la industria antes.


    Sus películas tratan con gente al margen de la sociedad con sus personajes antihéroe que mueren al final. Muchos directores de cine comercial imitaban su Kaiser / Qeysar durante aproximadamente 6 años, pero en la última década que se centra en los antagonistas de los jóvenes. Por lo general, escribe sus guiones, usando diálogos de argot basados en el dialecto de la gente tradicional, pero algunos iraníes encuentran esos diálogos poco realistas y raros.


    En 1991, fue galardonado con un premio en 41º Festival de Berlín por su serpiente del colmillo . Esto no fue su único premio internacional. En el Festival Internacional de Cine de El Cairo en 1979 que recibió de la Organización Católica Internacional del Cine ( OCIC ), el Premio OCIC por su película El viaje de la Piedra.


    El jurado internacional OCIC dio su premio a esta película porque el trayecto de la Piedra denunciado la explotación de la humanidad por la humanidad y pidió un orden social más justo. Delincuencia dircted por Kimiai Ganador Crystal Simorgh mejor película en Fajr Internacional Film Festival 2011. Se ha casado 3 veces. Estaba casada con el fallecido cantante pop iraní Giti Pashaei hasta 1991, después se casó con la cantante pop iraní Googoosh .





















    Ir arriba